Buscar
  • Diego Morales

Labores de invierno - Poda de la viña


Es invierno en Cauquenes y no ha parado de llover en dos semanas, lo que no se veía hace rato, para nosotros es un regalo de la naturaleza o será que el planeta esta mostrando pequeños indicios de sanación ante la menor actividad humana debido a las cuarentenas por el covid19. Quien sabe, de seguro será materia de discusión para mas adelante.


En esta época del año, salimos con nuestras tijeras a podar la viña, por qué hacemos esto? Es en esta labor donde controlaremos o trataremos de controlar la cantidad de carga frutal y la arquitectura de la planta. Las yemas que están presentes en los brotes que se desarrollaron la temporada anterior ya están “preñadas”, esto quiere decir que ya se produjo la inducción floral y cada yema ya tiene formadas en su interior las futuras hojas e inflorescencias (conjunto floral) que darán paso a los racimos.




Este proceso puede ser mecanizado o manual. Obviamente nosotros lo realizamos manualmente y es aquí donde está la experiencia y conocimiento del podador con su viñedo, para qué? ésto determinará la calidad y cantidad de la producción de esta temporada y de la próxima, la longevidad de las plantas, así como también es importante la ubicación espacial de los brotes para poder desarrollar otras labores culturales que vendrán a continuación como la aradura y la aplicación de guano.


Cuando hacemos la poda? Siempre tratamos de podar lo mas tarde en invierno, acercándose a primavera para que las yemas que dejamos no sufran riesgos de heladas aunque debemos dejar tiempo para arar y abonar, ya que nuestros parras están plantadas a poca distancia entre ellas y si no hemos podado no podemos pasar el arado con el caballo debido a que los brotes se cruzan entre ellos y si el suelo se comienza a secar con la llegada de la primavera no seremos capaces de romperlo.


Hay formas nuevas de producción llamadas “biodinámicas” o “agroecológicas” entre otras, que no buscan mas que reafirmar o revivir el conocimiento antiguo que hemos perdido como seres humanos al delegar la producción de nuestros alimentos. Acá en el campo los vetustos viñateros hablan de podar en menguante… siempre hay que podar en menguante” y es conocimiento que se a trasmitido de generación en generación o a través de su atenta observación y trabajo en el campo y no precisamente de los libros y revistas. Es un poco de ese conocimiento del que queremos nutrirnos y empaparnos y por sobre todo llevar a la práctica en nuestra vida.


 

©2020 por Piedra Nativa. Creada con Wix.com

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram